Gota fría, ¿y ahora qué?

Ante un fenómeno de gota fría la serenidad y el sentido común, son fundamentales.

En otoño y en primavera, el tiempo suele ser inestable y la gota fría, es un riesgo frecuente durante este período. La atmósfera es variable y el panorama meteorológico, puede cambiar, incluso agravarse, en cuestión de horas. Por eso es recomendable, estar atentos a los avances meteorológicos, con las correspondientes predicciones de fenómenos adversos, como es el caso de la gota fría o DANA.

Por tanto, la serenidad y la prudencia, son fundamentales para hacer frente a estas situaciones de riesgo. Es nuestra responsabilidad extremar la precaución ante condiciones meterológicas adversas. Por ello, nuestra principal recomendación es adoptar todas las medidas preventivas necesarias, especialmente en el hogar y cuando circulamos con el coche. Además de estar atentos a los avances del temporal en los principales canales meteorológicos: AEMET, El Tiempo.es y el Tiempo Hoy

¿Y qué es la gota fría?

En resumen, la gota fría se forma por la entrada de un embolsamiento de aire frío en altura, que choca con el aire cálido del Mediterráneo. Esta se produce cuando existe una perturbación en la atmósfera que, en un breve espacio de tiempo, desencadena en fuertes tormentas con aparato eléctrico y lluvias persistentes, además de importantes fenómenos costeros. Aún así, se trata de un fenómeno cuya trayectoria es muy errática. Gota fría no es siempre sinónimo de torrencialidad. Hasta unas horas antes de que llegue, no sabremos con exactitud cómo de fuerte será en cada caso. Por eso es importante, permanecer atentos a su avance, a través de los medios de comunicación oficiales.

¿Qué medidas preventivas podemos adoptar en casa?

Aunque nos quedemos en casa, a buen cobijo, seguimos expuestos a ciertos riesgos. Por ello, podemos seguir las siguientes recomendaciones:
– Evitar la entrada y acumulación de agua en la vivienda. Cerrar ventanas y plegar los toldos, así como limpiar los desagües y las salidas de agua de los balcones.
– Dejar los coches fuera de garajes o zonas inundables. También objetos de valor en trasteros ubicados en la parte baja de los edificios.
– Estar preparados ante la posibilidad de cortes de luz transitorios.
– Si vives en una casa unifamiliar o en un adosado, ante el riesgo de inundaciones, es recomendable subir a las plantas superiores.

Es imprescindible coger el coche… ¿Qué debo tener en cuenta?

Lo más sensato cuando se acerca una tormenta, es no coger el coche. Aún así, existen circunstancias que nos obligan a desplazarnos, es en este punto en el que debemos seguir algunas recomendaciones básicas:
– Es fundamental incrementar la distancia de seguridad por dos, incluso por tres. Los tiempos de reacción cuando la lluvia es persistente, se reducen. Además la visibilidad no suele ser muy buena y los neumáticos, necesitan más distancia para detener el coche completamente.
– Obviamente, reducir la velocidad y circular con marchas más cortas. Principalmente, se aconseja circular por autovías, autopistas y obviar carreteras secundarias.
Limpiaparabrisas siempre en buen estado. Parece una obviedad, pero su uso en la conducción bajo la lluvia es vital para evitar percances.
– En el caso de fuerte tormenta, con visibilidad muy reducida, debes utilizar las luces antiniebla, junto con las de carretera. Tienes que ver y ser visto.
– Evitar pasar grandes charcos o cauces de agua, aunque conozcamos la zona o hayamos pasado en otras circunstancias. La crecida del agua es inmediata y tiene más fuerza, de lo que podemos imaginar. Si aún así, se produce esta situación, es vital que salgas cuanto antes del coche y te pongas a buen recaudo.

¿Qué hacer si sufrimos acquaplaning?

Esta situación se da cuando el pavimento está encharcado. Si el neumático está desgastado o no tiene la presión suficiente y circulamos a mayor velocidad de la debida, podemos estar expuestos a este riesgo. En el caso de sufrirlo, la principal recomendación es mantener fuerte el volante, levantar el pie del acelerador y no pisar el freno en ninguno de los casos. De esta forma, recuperaremos la adherencia del neumático a la carretera.

Ante una situación de emergencia

Si se diera el caso, la recepción de emergencias se canaliza a través del número gratuito 112.
Recuerda que con tu seguro de hogar, puedes hacer frente a cualquier consecuencia derivada de fenómenos atmosféricos. En caso de precisar ayuda, te recomendamos contactes con tu mediador de seguros. Si tienes tu seguro en Unión Alcoyana, también puedes llamar al teléfono gratuito 800888888 o al Consorcio Compensación Seguros: 902222665

Sentido común

Así las cosas, hay que tener en cuenta que los episodios de gota fría son algo habitual en el Mediterráneo, así que no hay que caer en alarmismos. Mantener la prudencia y poner en valor nuestro sentido común, son las principales recomendaciones.

 

Otros
Posts

¿Quieres estar tranquilo?

Nos ocupamos de todo